Servicio de oración

Si tu servicio de oración coincide con la Semana Laudato Si’, del 16 al 24 de mayo, asegúrate de registrar tu participación en la Semana Laudato Si’ y comparte tu historia en las redes sociales con el hashtag #LaudatoSi5.

Como encontrarse

  • Te animamos a que celebres el servicio de oración a través de una herramienta de videoconferencias como Zoom, Google Hangouts o Skype.
  • Si no dispones de Internet de banda ancha en tu localidad, puedes probar una llamada de grupo en una herramienta móvil como WhatsApp, Telegram u otra plataforma.
  • Las instrucciones para utilizar estas herramientas están disponibles en línea.

Preparación

  • Encuentra otra persona o un pequeño grupo que se comprometa a liderar este trabajo contigo.
  • Recluta un orador para dirigir las reflexiones del servicio de oración. El orador puede ser un sacerdote, un religioso o religiosa, o un líder laico.
  • Elabora una lista de invitaciones. Incluye a todos los miembros de tu parroquia o comunidad. Escribe sus números de teléfono, direcciones de correo electrónico, u otra información de contacto, que podrías obtener a través del responsable de tu parroquia.
  • Tal vez desees extender invitaciones especiales a los enfermos, los que están aislados y otras personas vulnerables. También puedes invitar a miembros de otras comunidades eclesiales para que se adhieran a ustedes en unidad.
  • Decide la fecha, la hora y el lugar de reunión para el servicio de oración. Una o dos semanas antes de que se celebre el servicio de oración, envía esa información a los invitados. Si el servicio de oración se celebrará en línea, envía el enlace u otras instrucciones para unirse.

Ejecución

  • Un día antes del servicio de oración y otra vez una hora antes de que empiece, envía recordatorios a los invitados.
  • Si tu servicio de oración se llevará a cabo en línea, comunícales a todos las normas básicas de cortesía: deben silenciar sus micrófonos a menos que estén hablando y deben unirse a la reunión a tiempo.
  • Si tu servicio de oración incluye una canción, envía un enlace a la partitura.
  • Comienza el servicio de oración con breves presentaciones del orador y de cualquier otra persona que vaya a dirigir.
  • Inicia con lecturas de las Escrituras, como Deuteronomio 10, 17-18, Mateo 25, 35-40, o Job 12, 7-10.
  • A continuación, pide al orador que dé una explicación de las lecturas. El orador podría pedir al grupo que considere las profundas conexiones entre todos los seres vivos.
  • Inviten a un músico a cantar una canción que sea conocida por todos. Cuando la canción comience, anima a todos los participantes a que quiten el silencio de sus micrófonos y canten juntos.
  • Después de la canción, invita a los participantes a compartir brevemente sus oraciones. Pueden rezar en voz alta o escribiendo en el recuadro de chat, si se utiliza una plataforma de reunión de vídeo.
  • Terminen con la oración de la Semana Laudato Si’, que está aquí. Recuerda a los participantes que los católicos de todo el mundo están rezando con ellos.

Seguimiento

  • Durante los días posteriores al servicio de oración, haz un seguimiento de los asistentes para que sepan que sus oraciones fueron tomadas en cuenta.
  • Si los participantes te autorizan, envíales otras invitaciones a emprender acciones a medida que la pandemia de coronavirus cambie de curso o a medida que surjan otras oportunidades para proteger a los más vulnerables. Asegúrate de incluir una invitación para participar en el Tiempo de la Creación, que el Papa Francisco ha invitado a todos los católicos a celebrar y que comienza el 1 de septiembre.